Metodología

Filosofía de Trabajo

Se entiende el consumo problemático como un fenómeno multicausal, relacionado a la característica individual de la persona tratante con los conflictos no resueltos de su entorno familiar y social, que devienen favorecedores del consumo.
De esta manera se piensa que la mejor manera de abordar una rehabilitación es realizando un enfoque integral e interdisciplinario, en donde el objetivo principal es lograr la reinserción social de la persona.
Para ello es esencial el trabajo integral, tanto con su núcleo familiar como con su red de amistades. Incluyendo también un abordaje interdisciplinario, en donde se brinda el quehacer Socioterapéutico involucrando el grupo de pares, la laborterapia y las actividades recreativas. Para ello se lleva a cabo un proceso de aprendizaje para que el paciente adopte una nueva escala de valores y una filosofía de vida, a través de la puesta en práctica de nuevas formas de convivencia en la esfera vincular.

Admisión

Para la admisión de nuevos pacientes, se llevan a cabo, principalmente, varias entrevistas interdisciplinarias tanto con el consultante, como con su red vincular. El objetivo de estas es lograr un diagnóstico presuntivo a fin de determinar qué tipo de abordaje se sugiere para comenzar el tratamiento.

Luego, en un segundo momento y una vez que el paciente ya se encuentre dentro del tratamiento se completa su historia clínica en la cual se incluye la fecha de ingreso, su consentimiento informado del tratamiento por parte del paciente y de la familia, el diagnóstico y los datos de relevancia para la misma.

 Por último luego de evaluar la situación particular del paciente, la contención con la que cuenta y su situación psico-bio-social, se define la derivación a las distintas modalidades o a otra institución si fuera más conveniente.

Tiempo de Tratamiento

Teniendo en cuenta que el tratamiento es un proceso absolutamente personal no es posible establecer un tiempo cronológico, ya que dicho tratamiento apunta a recuperar una reubicación ante la vida, lo cual depende de múltiples factores tanto individuales y contextuales, tales como la situación familiar, laboral y social.

Otro punto a tener en cuenta es el tipo de abordaje que se emplea con el paciente, ya que muchos comienzan realizando un tratamiento a modo de residencia y luego pasan a una modalidad ambulatoria (o viceversa).

Una vez que se considere que el paciente se encuentra rehabilitado se continúa con un abordaje ambulatorio a fin de realizar un marco de contención para la resocialización del individuo, en donde esté pueda elaborar sus miedos y angustias que se le presenten en la realidad (laboral, educativa y familiar), como así sus problemáticas.

Normas

Normas de vida que rigen en el programa de residencia

  • Respetar horarios.
  • Responsabilidad en cada área de trabajo.
  • Prohibición de agresiones.
  • Prohibición de bebidas alcohólicas.
  • Prohibición de todo símbolo que haga apología de las drogas.
  • Limitación de programas de tv y de radio.
  • Limitación de acceso a internet y redes sociales.
  • Lectura controlada.
  • Obligatoriedad de asistencias a las reuniones grupales.
  • Prohibición de salida del perímetro de la institución sin autorización.

Sera motivo de expulsión:

  • Agresión física.
  • Consumo de sustancias dentro de la residencia.

Criterios de Alta

Remisión de la sintomatología inicial

– Concientización de la realidad

– Transformación de las relaciones dependientes en autónomas.

– Aumento y sostenimiento de las relaciones interpersonales positivas.

– Capacidad de reflexionar: escucha interna y externa de conductas y sentimientos.

– Proyecto de vida enmarcado en el principio de la realidad.

– Recomposición y/o recuperación de los vínculos familiares.

– Incorporación de nuevas modalidades de resolución de conflictos en reemplazo de los estereotipos anteriores.

– Finalización del tratamiento dispuesto por el equipo terapéutico